Saturday, March 5, 2011

Lucky Charm

Estaba en uno de esos días en que no importa lo que tenga que hacer en casa, romper la rutina para hacer algo divertido o diferente escala en la lista de prioridades. Rafael, mi hijo mayor, estaba saliendo de casa a buscar unos materiales para su estudio de sonido. Esa era la oportunidad que estaba buscando.

Llegando al centro comercial ví una tienda de manualidades y artesanías. Porsupuesto mi mente voló. Pense... Lo acompaño a hacer algo que el conoce muy bien y no va a necesitar de mi nulo conocimiento en cables y sonido? o entro en el mundo de la creatividad y veo que puedo inventar esta vez. La respuesta era obvia.


Apenas entre a la tienda me vino a la cabeza la frase "Lucky Charm" que traducido es amuleto de la suerte. Un amuleto de la suerte es un objeto utilizado por muchas culturas como elemento de superstición. Por ejemplo un trebol de cuatro hojas, una herradura, etc. Una conección física para buscar una explicación a nuestra fortuna quizas? De igual forma, si creemos o no en amuletos, superstición o suerte, un lindo accesorio nunca está de más.

Usualmente los "Lucky Charms" se utilizan como artículos de joyería, pendientes, pulseras, etc. La verdad que joyería no es mi fuerte, pero mucha gente lo hace como una actividad de relajación o como un negocio tal vez, lo que si se es que si tenemos un poquito de imaginación, cualquiera lo puede hacer.


Utilicé mi instinto y pense "Luck", "Suerte", Número 13 e inmediatamente me acordé de Mamá. El 13 es su número de suerte, será porque yo nací un 13? Deje que mi imaginación hiciera su trabajo, caminé no solo por las islas de joyería y encontré una cadena para asa de cartera que me llamó mucho la atención. Tenía muy buen peso y para mi "suerte", a simple vista, noté que podía hacer dos, una para mamá y otra para mí.


Por último, solo faltaba buscar los "Lucky Charms". Considerando el grosor de la cadena y que nuestro gusto es un poco más tradicional que el de la moda actual, pensé que un solo pendiente sería suficiente para terminar mi proyecto.


Mi "suerte" no termina ahi. Salí de la tienda con todo lo que necesitaba. Rafael todavía no había terminado así que decidí sentarme en una banca del centro comercial a diseñar como iban a quedar las pulseras y me di cuenta que iba a tener que cortar y deshacerme de 1 eslabon. La cadena, sin yo saberlo, tenía 27 eslabones y si pense deshacerme de uno entonces quedarían 26 eslabones. Las dos pulseras tendrian 13 eslabones! Suerte? Casualidad? Igual la estaba pasando genial.

Mi historia de suerte continúa... Para cortar la cadena iba a necesitar una herramienta especial y aplicar mucha fuerza porque el eslabon es de metal y bastante grueso. Pues en ese momento pasaba la persona que hace mantenimiento a ese edificio. Como no soy timida y se que nada pierdo con preguntar, le dije que si el podría o tendría la herramienta para cortar. Ahí enfrente de mis propios ojos me dijo: "porsupuesto" y en menos de un minuto ya tenia el 90 porciento de mi proyecto terminado!

Solo me quedaba armar, colocar el "Lucky Charm" y listo! A caminar felíz en busca de mi hijo. No sólo porque tenia las dos pulseras terminadas, ni porque las había hecho tan rápido, ni porque habían quedado muy lindas, si no; porque tengo la "Suerte" de tener con quien compartir esta historia. Espero que también ustedes puedan encontrar su "Lucky Charm".



1 comment:

There was an error in this gadget